Home 2013 Febrero 2013 Impuestos & aduanas

 

El objeto de esta ley es dotar a los  distritos de las facultades,  instrumentos y recursos que les permitan cumplir las funciones y prestar los servicios a su cargo, así como promover el desarrollo integral de su territorio para contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes, a partir del aprovechamiento  de  sus recursos  y ventajas derivadas de las características, condiciones y circunstancias especiales que estos presentan.

De esta manera se establecen normas relativas a  su  creación, funcionamiento, límites, ordenamiento y desarrollo territorial, estructura administrativa, régimen fiscal y se adoptan otras disposiciones.

En materia tributaria se dispone que el  establecimiento, determinación y cobro  de  tributos, gravámenes, impuestos, tasas, sobretasas y contribuciones en el distrito se regirá por las normas vigentes sobre la materia. Del mismo modo se  aclara que corresponde a la administración  tributaria  la  gestión, recaudación,  fiscalización, determinación, discusión, devolución, cobro de los tributos distritales.

En materia de procedimiento,  sanciones,  declaración,  recaudación,  fiscalización, determinación,  discusión,  cobro  y,  en  general,  la  administración  de  los tributos  de los distritos dicha normativa se  remite a las normas establecidas en el  Estatuto Tributario Nacional.

Igualmente, se establece que los distritos, con excepción del distrito capital, tienen derecho  a solicitar  que  los  dineros  recaudados  en  el  territorio  distrital  por  los  departamentos,  en  razón de impuestos, tasas y contribuciones sean invertidos preferencialmente en ellos.

En materia de zonas francas, se concede al Gobierno Nacional la facultad de  hacer extensivos los beneficios del régimen de Zonas Francas Industriales de Servicios Turísticos a áreas del territorio de los distritos, en los siguientes casos.

  • Para  las áreas,  terrenos,  construcciones  que  conforman  empresas  o complejos turísticos,  centros  culturales  o  de  convenciones,  terminales  marítimos,  férreos, puertos  y  aeropuertos  para  carga  o  pasajeros  que demuestren  su relación  directa  con la  promoción  o  facilitación  de  las  actividades  turísticas  orientadas  a  la  prestación  de servicios turísticos para usuarios nacionales y extranjeros.
  • En  las áreas  o  terrenos  donde  se  desarrollen  proyectos  de  nuevas inversiones turísticas en el territorio de los respectivos distritos que sean declarados como zonas o recursos turísticos de desarrollo prioritario.
  • En las  demás áreas  del territorio  de los  distritos que determine la  reglamentación que expida el Gobierno Nacional.

Podrán extenderse los beneficios de zona franca transitoria a aquellas áreas o extensiones del territorio distrital en las cuales se desarrollen o realicen ferias, exposiciones o muestras de bienes o servicios estrechamente relacionados.

Finalmente, con la finalidad de promover la conservación e inversión  en  áreas históricas,  se dispone que los concejos distritales podrán expedir, a iniciativa del alcalde distrital, un estatuto cuyo objetivo sea promover la inversión en  las áreas históricas de los distritos confiriéndole  derechos  a  los  respectivos  propietarios  para  reclamar  estímulos tributarios locales.

Lea todo el documento